logotype
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
El hijo audaz de Madre Coraje PDF Imprimir Correo

Versión libre de “Madre Coraje y sus hijos” de Bertolt Brecht

En Escena: Vincent Kerschbaum
Propuesta de adaptación: Vincent Kerschbaum
Dirección y Puesta en Escena: Susana Nicolalde
Texto (Versión libre): Vincent Kerschbaum
Dramaturgia: Susana Nicolalde
Música original: Curare
Música (temas prestados): Pink
Diseño de vestuario: José Rosales
Asesoría musical: Juan Carlos Velasco
Fotografía: Juan Carlos Velasco
Producción General: Mandrágora Artes Escénicas

 

El Hijo Audaz de Madre Coraje

En esta guerra, en esta vida... todo se vale.

SINOPSIS

“Que no me queje?... Pues me quejo!”

La justicia está en peligro de extinción, la igualdad se reafirma cada vez más como utopía y las calles se llenan de silencio. Calles donde tantos han encontrado un final injusto, calles donde nadie recuerda nada... Y por qué? Porque “el silencio siempre es más fácil”?

Un hombre perdido, un hombre muerto, un hombre que deambula en un espacio de tiempo olvidado. Carga con sus recuerdos, su memoria. Le pesa. Él grita, llora y se queja. Quiere cambiar la historia. Esa historia manchada de sangre, donde alguna vez una madre, su madre, intentó salir adelante, ella y los suyos, en medio de calles  plagadas de injusticia, guerra y corrupción...

“Que mantenga la boca cerrada?... No! Yo vengo a quejarme!”

 

SOBRE LA OBRA

“La corrupción es nuestra única esperanza!”

Bertolt Brecht nos plantea en su obra original la historia de una madre y sus tres hijos, habitando y transitando una historia corrompida y homicida, en medio de una guerra hace 400 años. Atraviesan desiertos, combatiendo tormentas de arena y guerras cotidianas; luchan contra la hambruna de un tiempo cada vez más veloz, intentando tan solo “salir adelante”.

Se enfrentan a la opresión de sus creencias, sus principios y sus morales. Los poderes religiosos, políticos, económicos y sociales se imponen sobre el individuo. La opresión se convierte en un estado constante de vida para Madre Coraje y los suyos.
¿Ser honrado conlleva a la miseria? La opresión y su sistema neutralizan o desaparecen a aquellos que buscan defender lo justo. Su única posibilidad de sobrevivir es la corrupción, ceder ante el poder opresivo y acatar su sistema.

Y yo me pregunto: ¿a caso podría esta realidad ser una realidad vigente también hoy en nuestra historia?
¿Qué pasaría si extraemos de su contexto a Anna Fierling, Madre Coraje original de Brecht, y la vemos transitar nuestros tiempos y nuestros espacios?
¿Que pasaría si la historia continuara más allá del final que nos plantea Brecht?
¿Qué pasaría... si los muertos pudieran regresar y contar?

Vincent Kerschbaum

 

contactos