logotype
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
Toty Rodríguez PDF Imprimir Correo

FOTOGRAFÍA: Archivo Personal – Photo Chamce
AÑO: 1976

 

“El teatro, una experiencia intensa y enriquecedora”

Estando aún en el colegio participa en la que será su primera obra en el teatro, junto a Estela Alvarez en Madre e hija, Toty a pesar se la menor hace el rol de la madre;  lo toma como su primer reto.

Vendrán luego la óperas, zarzuelas y operetas, en una compañía dirigida por Arigita Carlos, director de una compañía española que se quedó en Ecuador, obtuvo entonces, roles protagónicos; uno de ellos La Mama en la Caballería Rusticana, y es que Toty, era cantante lírica, y tenía voz de contralto.

Los años sesenta serán el inicio de una carrera, que continúa. Elegida Miss Ecuador viaja a Londres, “tenía que aprovechar la salida y quería conocer algo de Europa, pero me enamoré de París y me fui quedando”. Se establece ahí por algunos años, hace modelaje, publicidad e ingresa en u curso de actuación con uno de los más reconocidos profesores de ese momento: Rene Simon, a cuyos talleres iban, de tiempo en tiempo,  personalidades del cine en busca de talentos para cumplir con pequeños papeles. Una amiga suya, Mirelle Darc, compañera del famoso Alain Delon, “me ayuda con contactos y puedo ingresar al cine y al teatro. Hago dos obras: una comedia y una opereta”. Participa en algunas películas.

Sin embargo, en un muy buen momento de su carrera, visita  Ecuador y se encuentra con un movimiento teatral importante, dirigido por Favio Paccioni. “Me impacté con Boletín y elegía de las Mitas… y me fui quedando… Al principio extrañaba, pero empecé a hacer cosas interesantes… Me impactó que había una manera de hacer teatro. La moda de ese ´teatro a la española` que era insoportable, había sido reemplazada por un teatro muy rico, de vanguardia, moderno; que logró entusiasmar a intelectuales y artistas del país y también al público”.

Fue parte de Boletín…, hizo El pagador de promesas. Participó en teatro para niños con obras que fueron muy queridas por el público infantil: El caballito azul y El Fantasmita Pluft.

Para entonces, finales de los sesenta, Paccioni había dejado el país.  Toty continúa con su carrera y vendrán los tiempos de dos personajes muy importantes en su vida: Manuela de Una loca estrella, de Pedro Saad;  “importantes como texto y como experiencia personal intensa, fueron de esos personajes con los que llegas a cohesionarte”.  Y  Madre Coraje con Alejandro Buenaventura. Aquella fue la época dorada por todo lo que el teatro implicaba: un hecho social vivo, una nueva forma de llegar a la gente y un nivel de actoral muy respetable. De hecho, en la memoria de esta actriz cuentan dos nombres como sus referentes más queridos: “Definitivamente Paccioni, como director y Pedro como dramaturgo”.

Más adelanta trabaja con Viviana Cordero en Mano a mano, obra que anota su regreso al teatro luego de muchos años de ausencia. Le seguirá Tres, De arrugas y bisturís, y la participación en la película Titanes en el ring.

Toty Rodríguez es una figura de la pantalla y el teatro. Así ocurrió desde sus comienzos en Francia donde participó en las series de televisión: Les Chevaliers du ciel, Fortune, La Ronde y Vuelo 272. En Peligro mujeres en acción, la película mexicana-ecuatoriana. Y en los últimos años en  telenovelas como la argentina: Pobre Martina. En teleseries como Cartas de amor, pasado y confeso, Archivo secreto, Dejémonos de vainas, Qué familia, Pura boca, etc.

Su presencia ha estado ligada también al ámbito de la gestión: Directora del Departamento Cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores, Subsecretaria de Cultura, Coordinadora política de Mujeres, fundadora de Mujer y Sociedad.

Genoveva Mora Toral

 

contactos